CIPCA

Centro de Investigación y Promoción del Campesinado

GOBIERNO REGIONAL DEBE CONCERTAR LA RE-PRIORIZACIÓN DE METAS PARA CUMPLIR CON EL PACTO POLÍTICO

Ante escenario de menos recursos por canon
GOBIERNO REGIONAL DEBE CONCERTAR LA RE-PRIORIZACIÓN DE METAS PARA CUMPLIR CON EL PACTO POLÍTICO  /  Piura, 17 de marzo de 2015

Luego de la crisis financiera internacional ocurrida en el año 2008 que hizo caer el precio del petróleo y su valor de producción, se registró un nuevo incremento de su precio alcanzando los 100 dólares por barril en el primer semestre de 2014. Sin embargo, desde mediados de julio 2014 se registró una tendencia a la baja en el precio del petróleo, que al finalizar el año cerró en 50 dólares por barril. Esta situación ha ocasionado, según el Grupo Propuesta Ciudadana, una inminente reducción de las transferencias por canon petrolero que bordeará en el 2015, para el caso del Gobierno Regional Piura, los 276 millones de soles.

Teniendo en cuenta que, en Piura, un sector de la sociedad civil planteó concertadamente el Pacto Político por la Gobernabilidad Regional Piura 2015-2018, Mario Alvarado Tabacchi, economista e integrante del Grupo Gestión Estratégica para el Desarrollo Regional - GEDER, luego de su participación en el programa radial Agenda Abierta[1] (sábado, 28 de febrero), en entrevista con CIPCAINFORMA planteó la necesidad de que el Gobierno Regional “acuerde concertadamente la manera de abordar la re-priorización de metas” con la finalidad de garantizar el cumplimiento del Pacto Política ante un ciclo de menos recursos para inversiones.

El Presidente Regional, Reynaldo Hilbck, ratificó el 13 de febrero el Pacto Político por la Gobernabilidad Piura 2015-2018, suscrito durante la campaña electoral. En las actuales condiciones, con una considerable reducción de las transferencias por canon, ¿es posible que no se pueda cumplir con todos los compromisos del Pacto?

Lo más probable es que se tenga que realizar una re-priorización del gasto público regional, pero esto está supeditado todavía a que se obtengan o no nuevas fuentes de financiamiento, incluida la negociación de un préstamo con el  Banco de la Nación. De cualquier forma, hay que ir teniendo unos criterios muy definidos para una adecuada priorización en un contexto de mayor estrechez de recursos.

Entonces, ¿qué sugiere para implementar el Pacto ante este panorama?

Hay que partir de la premisa de que, por lo menos en los próximos dos años, habrá un escenario de bajos precios del petróleo y esto implicará menores recursos del canon. Esto obliga a tener alternativas por el lado de los ingresos y de los gastos. Por el lado de los ingresos, hay que tratar de encontrar nuevas fuentes de financiamiento tales como préstamos del sistema bancario, negociación con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para que no se detengan las obras ya iniciadas y convocatoria al sector privado a través de los esquemas de concesiones, obras por impuestos, Asociaciones Público-Privadas y Programas de Responsabilidad Social.

Por el lado del gasto, es necesario ser más eficientes en el uso de los recursos no engordando innecesariamente las planillas del Gobierno Regional, mejorando la calidad del gasto para que cada nuevo sol que se invierta sea más efectivo, eliminando toda forma de corrupción (ejemplo, pago de “diezmos”) que lo que hace finalmente es recortar la capacidad de gasto, entre otras medidas.

¿Considera que será necesario re-priorizar sobre las prioridades del Pacto?

Como dije anteriormente, no hay que descartar esto. En este sentido, considero que hay dos grandes ejes a privilegiar: uno, los proyectos que aporten de manera más significativa a la competitividad y generación de empleo en la región, y, dos, los proyectos que ayuden a reducir sustancialmente las brechas sociales. En el primer caso, se me ocurre como ejemplos de proyectos prioritarios la repotenciación de la represa de Poechos y la construcción de carreteras integradoras costa-sierra. En el segundo caso, hay que enfocarse en lo que ayude a mejorar educación, salud, saneamiento y lucha contra la desnutrición; en particular, no habría que descuidar el SIREPI.

Finalmente, ante un escenario como este, ¿qué recomendaría a las autoridades (Presidente Regional) y a la sociedad civil expresada a través del Colectivo por la Gobernabilidad Regional, quien propuso el Pacto?

Sería buena una convocatoria del Gobierno Regional a los representantes del Colectivo para mostrar de manera transparente la situación real del presupuesto regional y, ante esto, acordar concertadamente la manera de abordar la re-priorización de metas. Por el lado de la sociedad civil, debe comprometerse con un seguimiento más cuidadoso respecto de la efectividad y la calidad del gasto público ejecutado. La vigilancia ciudadana en contextos de estrechez fiscal se hace más necesaria.

“(…) hay dos grandes ejes a privilegiar: uno, los proyectos que aporten de manera más significativa a la competitividad y generación de empleo en la región, y, dos, los proyectos que ayuden a reducir sustancialmente las brechas sociales”.

[1] El sábado 28 de febrero se abordó el tema REDUCCIÓN DEL CANON PETROLERO Y SUS IMPACTOS EN LA REGIÓN PIURA.

Back to Top